Sócrates

Programa de acción comunitario en materia de educación (2000-2006)

 

 

 

 

Una educación de puertas abiertas

 

Los retos actuales

En un mundo como el nuestro en pleno cambio, cada vez tiene mayor importancia reforzar los conocimientos, bien para adquirir competencias útiles u obtener un puesto de trabajo o bien, sencillamente, para desarrollarse en el plano personal. La educación es, cada vez más, un proceso que se extiende a lo largo de toda la vida. No nos formamos únicamente en la escuela o en la universidad, sino también en centros menos convencionales y a lo largo de todas las etapas de nuestra existencia.

La plusvalía europea

A menudo se dice que la especificidad de Europa radica en su diversidad. Esto es especialmente cierto en el ámbito de la educación, donde los sistemas y las prácticas varían mucho de un país a otro. Esta diversidad constituye una fuente de enriquecimiento para todos y crea un terreno abonado para la innovación y la búsqueda de la calidad. ¡Juntos somos más fuertes y más creativos!

La ambición de Sócrates

Sócrates es el programa europeo en materia de educación, en el que participan unos treinta países europeos. Su mayor ambición es, precisamente, desarrollar una Europa del conocimiento y, de ese modo, dar mejores respuestas a los grandes retos que plantea este nuevo siglo: promover la educación a lo largo de toda la vida, fomentar el acceso de todos a la educación, adquirir cualificaciones y competencias reconocidas. De forma más concreta, Sócrates tiene por finalidad promover el aprendizaje de las lenguas, fomentar la movilidad y la innovación.

La cooperación

Sócrates propugna la cooperación europea en todos los ámbitos de la educación. Ésta adopta formas diversas: la movilidad (desplazarse en Europa), la elaboración de proyectos comunes, la creación de redes europeas (difusión de las ideas y de las prácticas correctas) o la realización de estudios y de análisis comparativos.

En la práctica, Sócrates ofrece a las personas becas para estudiar, enseñar, realizar un período de prácticas o seguir cursos de formación en el extranjero; presta a los centros educativos ayuda para poner en marcha proyectos pedagógicos y para intercambiar experiencias; concede a las asociaciones y a las ONGs ayudas a fin de organizar actividades sobre temas educativos, etc.

Ahora bien, hay una regla de oro que debe respetarse: sólo se subvencionan actividades con una dimensión europea basada en la cooperación transnacional.

La escuela en sentido amplio

Sócrates va dirigido a todos los centros y a todos los niveles de aprendizaje: desde preescolar hasta la universidad, sin olvidar la educación de adultos que, a menudo, se desarrolla con arreglo a esquemas menos convencionales.

Para realizar sus misiones, los centros educativos no pueden vivir aislados: deben abrirse a las nuevas ideas y prácticas, por ejemplo creando asociaciones en el extranjero o trabajando con los diferentes agentes de la sociedad civil.

Sócrates interesa a todos

Sócrates va dirigido a todos los agentes de la comunidad educativa. A todos les interesa:

- a los alumnos en el período de escolaridad obligatoria, los estudiantes y las personas —jóvenes y adultas— que reanudan el aprendizaje;

- a los que se forman para ser formadores y a los profesores en activo, al resto del personal educativo, administrativo y de dirección;

- a los centros educativos de todo tipo;

- y, también, a todos los agentes externos interesados: los funcionarios y las personas que adoptan decisiones, las autoridades locales y regionales, las asociaciones de padres, los interlocutores sociales, las empresas, las asociaciones y las ONGs, etc.

Prioridades comunes

Sea cual sea el público al que se dirige y los tipos de proyectos realizados, Sócrates pretende subrayar el carácter multicultural de Europa como uno de los fundamentos de una ciudadanía activa. Apoya la formación de las personas más desfavorecidas. Combate la exclusión social y el fracaso escolar. Promueve, en todas circunstancias, la igualdad de oportunidades entre las mujeres y los hombres. Concede una gran importancia a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Fomenta el aprendizaje de las diferentes lenguas europeas así como la innovación en la educación.

Ocho acciones

Sócrates abarca ocho acciones distintas:

- Comenius: enseñanza escolar

- Erasmus: enseñanza superior

- Grundtvig: educación de adultos y otros itinerarios educativos

- Lingua: aprendizaje de las lenguas europeas

- Minerva: tecnologías de la información y la comunicación en el ámbito de

la educación

- Observación e innovación de los sistemas y políticas educativas

- Acciones conjuntas con otros programas europeos

- Medidas de acompañamiento

Si desea más información sobre Sócrates, puede

- dirigirse a la Agencia nacional Sócrates de su país (véase más adelante)

- consultar la página de Internet:

http://europa.eu.int/comm/education/socrates.html

- Para saber más sobre Sócrates, le sugerimos que consulte el folleto

«Sócrates, una educación de puertas abiertas».

- Para obtener todos los detalles técnicos que le pueden ayudar a presentar una candidatura, pida la «Guía del candidato» de la Agencia Nacional, o bájela de su página web: http://www.mec.es/sgci/socrates.html