rectorado

La Universidad de Málaga es una Universidad joven, dinámica e innovadora, integrada plenamente en la ciudad, dedicada a la formación superior y a la investigación, preocupada por la formación a lo largo de la vida y la inserción laboral de los estudiantes, vinculada al mundo empresarial, comprometida con la calidad y la excelencia en la docencia y en la investigación e involucrada en proyectos de desarrollo estratégico para Málaga y Andalucía.

Se creó en el año 1972, tras la iniciativa de un movimiento popular que se plasmó en la constitución de la plataforma ciudadana “Amigos de la Universidad de Málaga”. Este año cumple, por tanto, cuarenta años de historia, cuarenta años comprometida con el futuro de la ciudad de Málaga.

Cuarenta años después de su creación la Universidad de Málaga es una institución reconocida y querida por todos los malagueños. La puerta de entrada al conocimiento y la investigación, el motor del desarrollo económico y social de la provincia. El principal referente científico y cultural de la ciudad. Una Universidad con más de dos mil profesores, mil quinientos miembros del personal de administración y servicios y casi cuarenta mil estudiantes,  encumbrada por la mención de Campus de Excelencia Internacional, aliada a la Universidad de Sevilla, a través del proyecto “Andalucía TECH” y, vinculada a más de ciento cincuenta empresas en un proyecto tecnológico de valor estratégico para Málaga y para Andalucía.

La existencia y la actividad que la Universidad de Málaga genera, en el conjunto de la economía andaluza, produce un impacto de más de ochocientos millones de euros en términos de valor añadido bruto (VAB) y de más de quince mil empleos. Lo que de acuerdo con el informe de la Universidad de Málaga en cifras supone casi un 15% del total del sistema andaluz de universidades, un 0,63% del Valor Añadido Bruto regional y un 0,52% del empleo total en Andalucía.

La presente memoria contiene el relato de cifras y datos relativos a todos los servicios universitarios y resume el esfuerzo de cientos de hombres y mujeres anónimas que trabajan sin dejar rastro pero es, sobre todo, el punto de partida para construir el futuro y la garantía de que esta Universidad tiene un gran porvenir.