banners
beforecontenttitle

Descripción

After content title
Before content body
Chunks
Chunks

Curso 2016/2017

Desde la Grecia Antigua hasta nuestros días la Filosofía ha desempeñado un papel decisivo en el desarrollo del conocimiento y la reflexión racional, sin el cual es difícilmente imaginable la historia de la civilización europea y los logros de la modernidad. 

La filosofía se ocupa de las cuestiones fundamentales acerca de la naturaleza de la realidad (metafísica), del conocimiento, la verdad y la ciencia (epistemología), del lenguaje y el significado (filosofía del lenguaje), de la mente y el pensamiento (filosofía de la mente), de las normas y valores acerca de cómo debemos actuar (ética) o de cómo deberíamos organizar la vida en sociedad (filosofía política), de la belleza y el arte (estética) y, en general, del hombre y de sus diversas manifestaciones culturales (antropología filosófica). De acuerdo con Kant, las grandes preguntas filosóficas podrían cifrarse en la reflexión racional sobre el hombre y su papel en el mundo. 

La característica fundamental del quehacer filosófico es plantearse preguntas y responderlas por medio de un análisis conceptual y una argumentación rigurosa. Por eso la reflexión filosófica se caracteriza por la vocación de universalidad, el análisis crítico del discurso racional y el diálogo permanente con las diferentes épocas, culturas y tipos de conocimiento. Hasta el día de hoy, la Filosofía se ha ocupado de los problemas universales de la existencia humana mediante el libre ejercicio de la Razón, fomentando el análisis crítico del discurso, la argumentación racional y el debate público. La Filosofía indaga sobre los fundamentos de la libertad individual y política, sobre el papel de los ciudadanos y sus deberes y derechos para con la sociedad y el Estado, analiza y discute las relaciones de convivencia entre sexos y culturas e investiga el impacto de la ciencia y la tecnología en la vida de los ciudadanos. La Filosofía ha ido creando parcelas de estudio dedicadas a este tipo de actividades, disciplinas como Ética, Lógica, Teoría del Conocimiento, Filosofía de la Ciencia o del Lenguaje son un claro ejemplo de este quehacer. Este es el sello de la Filosofía y ha sido una parte esencial de la historia de Occidente y de la Humanidad, es por esto por lo que los estudios filosóficos han estado siempre presentes y han tenido un papel decisivo en la tradición cultural de Occidente. 

En la actualidad, vivimos una época caracterizada por el llamado "proceso de globalización", asistiendo a una creciente interdependencia económica, política y cultural entre las diferentes sociedades del planeta, con unas profundas transformaciones sociales debido a la tecnociencia, las formas de convivencia y las expresiones artísticas y literarias. En estas nuevas condiciones históricas, los estudios de Filosofía pueden proporcionar la formación adecuada para reflexionar críticamente sobre todas estas transformaciones e interrelaciones. Es un rasgo característico de nuestro tiempo el hecho de conceder un papel fundamental al “conocimiento”, de ahí la expresión “sociedad del conocimiento” para referirse a la actual sociedad global. Tradicionalmente suele distinguirse dos grandes tipos de conocimiento, lo que se llama en ocasiones "las dos culturas" (tecnocientífica y humanística). El conocimiento tecnocientífico ocupa un lugar preponderante en nuestra sociedad porque contribuye a mejorar nuestra comprensión de la Naturaleza y nuestro bienestar social a través de los avances tecnológicos. Pero estas innovaciones tecnológicas conllevan también profundas transformaciones sociales y culturales, cambios ambientales profundos, así como dilemas éticos y conflictos políticos. Por ello, se requiere de un análisis crítico y un debate público y democrático, en el que es imprescindible tener en cuenta los instrumentos conceptuales del legado de la reflexión filosófica. La Filosofía tiene un papel decisivo en la vertebración de "las dos culturas", pues la Filosofía ha tratado a lo largo de la historia de conectar la cultura científica y la cultura humanística, o lo que viene a ser lo mismo, de establecer conexiones entre el conocimiento y dominio del mundo real con las formas de expresión lingüística y artística, y los problemas de la convivencia ética y política. 

El papel de la Filosofía en la cultura europea sigue vigente hoy. En una sociedad tan compleja como la nuestra se necesita especialmente el cultivo del pensamiento racional crítico. Cuestiones como la libertad de conciencia, el influjo del desarrollo de la ciencia y la tecnología en la sociedad, el reconocimiento de la dignidad y los derechos inalienables de todos los seres humanos, el análisis del discurso político, etc., requieren de estudios especializados como son los filosóficos. Nuestro reto consiste en renovar y adecuar ese papel de la Filosofía a las características y exigencias de la sociedad actual. 

Por todo ello, es fundamental contar con personas que tengan una formación especializada en Filosofía, de modo que no sólo aprendan las respuestas que los grandes filósofos han dado a las preguntas sobre la realidad, el conocimiento o la sociedad, sino que sean capaces de adquirir las habilidades analíticas y argumentativas que les permitan examinar críticamente los distintos planteamientos y pensar por sí mismos. De ese modo podrán desempeñar de forma cualificada una actividad profesional en los diversos campos de la cultura donde se requiere el ejercicio de la reflexión y la deliberación filosóficas, en la enseñanza secundaria, la docencia universitaria, la investigación, la gestión de instituciones culturales, o en labores de asesoramiento y consultoría. 

(Véase la Memoria de la titulación)

After content body